lunes, 12 de diciembre de 2016

Dolor de cabeza


Bien es cierto que la suerte hay que buscarla, pero no deja de ser muy frustrante que una y otra vez ésta caiga siempre del mismo lado, y más si a quien beneficia es a alguien que no la necesita. ¿Os acordáis de cuando a Fabra le tocaba una y otra vez la lotería? Pues eso. Sergio Ramos, te admiro por tus cojones, por tu fe y por no conocer el significado de la palabra "rendición" (entre otras muchas palabras). Pero también te odio con todas mis fuerzas porque, con tus inexplicables, crueles y al parecer interminables golpes de suerte (extensibles al resto del equipo), te estás cargando el fútbol y vas a conseguir que termine por odiarlo. Porque ahora mismo esto no es un deporte en el que se premie el esfuerzo, el trabajo colectivo o el talento. Ni siquiera es un mero espectáculo que sirva para evadirte de la dura, tediosa e injusta realidad del día a día. Es un reflejo tal cual de la sociedad actual, en la que los poderosos se las apañan para, de la manera que sea, seguir en su posición privilegiada y pisotear al débil (pese a que soy perfectamente consciente que cualquier jugador del Barça, Atleti, Sevilla o incluso Depor cobra bastante más que usted o yo, amigo mierdista) sin consecuencia y en el que todo vale con tal de conseguir un objetivo.

No me he caído de un guindo, sé perfectamente lo que estaréis pensando: estoy tan encabronado porque ha sido mi equipo el más perjudicado por los golpes de suerte del Madrid, y si fuese al revés no me parecería tan mal. Pues no os digo yo que no, pero hay una cosa que es incuestionable y que incluso vosotros, amigos madridistas que tanto os alegráis con los cabezazos de Sergio Ramos en el descuento, los Balones de Oro que le caen a Cristiano del cielo y de los sorteos con las bolas más calientes que las de un adolescente en la noche de graduación, me reconoceréis: cuando volváis mañana a vuestros trabajos y tengáis que echar mil horas extra que sabéis que no os pagarán, o cuando veáis por la tele las noticias sobre el enésimo rescate con dinero público a una gran empresa o cuando oigáis que el gobierno estudia nuevos recortes en sanidad o educación al tiempo que aumenta el goteo de famosos millonarios que evaden impuestos, recordad que por más duro que trabajéis, nunca llegaréis tan alto como los que mandan, porque ellos continuamente juegan con ventaja. De recordarnos eso continuamente se encargan, precisamente, aquellos a quienes hoy idolatráis.

PD 1: En octavos de Champions, los de la cabeza de caballo contra los de la cabeza de asno. Duelo en la cumbre.

PD 2: Wanda Metropolitano. En fin. Lo que más me preocupa, sin embargo, es la rima.

PD 3: Hablando de estadios, qué impresionante es el Camp Nou y qué preciosa es Barcelona. Enorme puente el que me he pasado allí, pese a no haberme encontrado a Carmen de Mairena o a Jimmy Jump.

PD 4: Siempre es un gustazo ver a un youtuber recibir una buena hostia (qué haces vacilándole a un repartidor, alma de cántaro). Primero un belieber, ahora un youtuber... poco a poco recuperaremos el mundo de La Tontería. Que ya está bien, hombre, ya está bien.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }