sábado, 5 de noviembre de 2016

La movida madrileña


Ha pasado una década desde que escribí ese post y no sólo no he vuelto a Málaga (exceptuando 8 meses entre 2011 y 2012) sino que, salvo giro radical de los acontecimientos, no creo que lo haga ya hasta que no sea un señor mayor (más aún) en busca de un retiro de sol y suecas. Porque una década lejos de tu tierra y de tus seres queridos es, sencillamente, demasiado tiempo como para no sentirte inevitablemente un extraño cada vez que vuelves (el no tener nada de acento andaluz no ayuda) y pensar que, por mucho que te duela, lo mejor que esa tierra te puede ofrecer probablemente forme ya parte únicamente del pasado. Así que no sé dónde estaré en 2026 (partido a partido, que diría aquel) pero sí sé dónde estoy ahora: en el sitio donde he vivido los últimos 10 años de mi vida, donde he (medio) madurado como persona, donde he currado en periódicos y revistas, donde he ido a mil conciertos, donde he hecho fiestas temáticas, donde me he hecho fotos con el Golosina, donde he participado en manifestaciones históricas, donde he celebrado títulos deportivos, donde he convivido con y conocido a gente maravillosa (muchos de ellos en mi misma situación apátrida) y, en resumen, donde he sido, y soy, feliz.

Y, sinceramente, Salinas, y sintiéndolo mucho por mi querida Málaga... espero que eso no cambie.


PD: ¡Es sábado así que juguemos al juego de los chupitos! Meteos en twitter, poned "Espinar" y por cada tuit en el que alguien mencione las palabras "Ibex", "casta", "Prisa" o "tarjetas black" (entre cuyos usuarios estaba, curiosamente, el padre del concejal podemita)... ¡os tomáis un chupito! Cuidao que podéis acabar muy chuzos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }