sábado, 1 de febrero de 2014

Luis

Texto sacado del blog Diarios de fútbol:
No sabemos qué parte hay de leyenda y qué parte se ciñe a los límites estrictos de la realidad. Todo lo que rodea a la Final de Copa de 1992, que el Atleti birló al Real Madrid de la Quinta en su propia casa, ha ido otorgando a aquel partido un estatus de momento mítico en la tradición rojiblanca. (...) Cuenta Paulo Futre que el mismo día de la final unos fuertes golpes en la puerta de su habitación del hotel de concentración lo despertaron con sobresalto a primera hora de la mañana. Detrás de la puerta, la furibunda e inconfundible voz del míster. Luis Aragonés, maestro del arte de la motivación, se desgañitaba fuera de sí.

Cuando el portugués reaccionó y se levantó de la cama, abrió la puerta al técnico que, entrando en la habitación como un poseso y situándose frente a su mejor jugador, le espetó: ‘Ahora míreme a los ojos y escúcheme bien lo que le voy a decir. ¿Sabe usted de los insultos y menosprecios que Míchel, Ruggeri y Gordillo dedicaron a su compañero Pizo hace unas semanas? ¿Sabe cómo lo humillaron? ¿Sabe que se burlaron de él gritándole desde su coche que era “su ídolo” y que querían un autógrafo suyo? Pues hoy vengaremos a Pizo. Esta noche esos tres se van a tragar las burlas hacia su compañero y va a ser usted, Paulo, el que les devuelva la humillación. Hoy no me puede fallar‘.

Aquella misma noche, Futre hizo el segundo de los dos goles colchoneros y fue, de la mano de Bernd Schuster, una cruel pesadilla para toda la zaga madridista. Había comenzado a disputar el partido nueve horas antes que el resto de los jugadores, justo en el momento en el que Luis lo había sacado a gritos de la cama. El espíritu de la venganza de Pizo Gómez, al que Aragonés supo recurrir en el momento preciso y de la manera más acertada posible, inyectó una dosis extra de motivación en un equipo que, en otras circunstancias, habría acudido probablemente a una derrota segura.
Así era Luis Aragonés. Un tipo que hizo grande al Atleti, un tipo que hizo grande a la Selección y, sobre todo, un tipo grande. Hasta siempre, míster.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }