lunes, 9 de julio de 2012

De tíos, tías y responsabilidad


Domingo 1 de julio de 2012: a la misma hora que España entera celebra su tercera Eurocopa (incluyendo un servidor, que en ese momento está en la inopia) deja nuestro mundo mi tía Antonia a los 87 años tras varios meses de convalecencia. Mi tía de Málaga, la de Huelin, la que demostró que no era incompatible ser socialista y católico, la que siempre me arreglaba la ropa del cole, a la que siempre obligaba a ver pelis de dibujos conmigo, la que tenía un corazón de oro y la que, cuando yo no era más que un bebé, me cuidó casi como si fuera mi segunda madre ya que, en un curioso giro del destino, su marido falleció apenas quince días antes de mi nacimiento.

Domingo 8 de julio de 2012: voy al cine a ver The amazing Spider-Man (buena peli, a años luz del cagarro de Sam Raimi) con mis sobris y, mientras ejerzo de tito entre risas y puñetazos varios, no puedo evitar acordarme de mi tía. Viendo cómo en la pantalla otro tío, el tío Ben, cuidaba y aconsejaba a su querido Peter tratando de guiarlo por los caminos de la rectitud en el que sería su mejor legado al mundo, me dio por hacerle una socarrona pregunta a mi sobri el chico: "Fi, ¿si un ladrón me pegase un tiro tú vengarías mi muerte convirtiéndote en un justiciero enmascarado?". Al margen del frikismo de la pregunta o de la respuesta que me dio el pequeño cabronazo ("Te zeñaladía con el deo y didía 'ha, ha'"), una idea pasó por mi mente y es que el ciclo de la vida avanza inexorablemente y ahora mi rol ya no era el de sobrino, sino el de tío y que llegará un día en que yo ya no esté y, quizás, sean mis sobrinos los que escriban posts en su blog sobre mí y me recuerden con el mismo cariño con el que yo recuerdo a mi tía. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, que decía aquel, así que espero estar, o seguir estando, a la altura exigida.

PD: El Mierdiario va a experimentar grandes cambios. Aún no sé ni cuáles ni cuándo, pero los habrá. Esa sensación de que algo falla en tu mundo y no sabes qué es.

3 comentarios :

  1. Anónimo4:45 p. m.

    Lo siento mucho. Ánimo.

    W.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:19 p. m.

    Lo siento mucho Alberto... pero tienes razón, nos hacemos mayores y los tíos ahora somos nosotros...y ya casi papis, por qué no... Un besazo, Marina Meine

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:47 p. m.

    Buenísimo tu post. Estará orgullosa de ti

    Kanoutè

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }