martes, 28 de febrero de 2012

No es fácil ser verde

Hoy es el Día de Andalucía y, tras ver esta mañana la cascada de nicks chovinistas en mi facebook y twitter reivindicando el orgullo de ser andaluz (muchos de ellos de gente que ha huido de Andalucía, curiosamente), no supe muy bien cómo reaccionar. Porque por todos vosotros es conocido que yo nunca he mostrado demasiado aprecio a mi comunidad, no en vano ésta es la tierra de Andy & Lucas, del garrulismo, de los EREs, de la Nochebuena flamenca de Canal Sur, del Koala, de los toros, de Chaves, de Griñán, de Arenas, de la Oña, de Radiolé (en esencia), del Ke Paza Kanío, de Goyo Manzano, de Sergio Ramos, de los señoritos a caballo, de la muñequita flamenca sobre el televisor, de la Duquesa de Alba, del Arrebato y del 30% de paro. Mi pensamiento inicial fue actuar como un buen troll y postear un mensaje ligeramente tocahuever (sin pasarse, tampoco) para así alimentar mi fama de antitodo y reivindicar mis raíces manchegas y mi mundialmente conocida afinidad por Madrid. Sin embargo, tras pensarlo friamente he llegado a la conclusión de que ya bastante se ríen de nosotros fuera de nuestras fronteras como para además hacerlo desde dentro, y es que... ¡siento más afecto por Andalucía del que pensaba!

No quiero tirar de topicazos y hablar de Federico García Lorca, de Manuel de Falla, de Antonio Banderas, de Paco de Lucía o de Pablo Picasso (que también podría), no. Prefiero hablar de cosas que me afectan a mí directamente, y sobre todo del mayor activo de esta tierra: sus personas. Porque gracias a JAÉN conozco a Marijose (la persona del mundo a la que más me gusta restregarle las derrotas del Madrid), a su hermano, al pequeño Iker (por fotos, eso sí) o a mi ex compi de piso en Madrid la cual me salvó de dormir 3 meses bajo un puente y me enseñó (muy de refilón, pero algo quedó) los valores de algo tan bonito como puede ser el teatro. Gracias a HUELVA por sus maravillosas playas (Mazagón, principalmente), por el inolvidable verano que pasé en 2002 en el que pensé que algún día podría llegar a trabajar de periodista y por habernos dado a Jesús Quintero, autor de una de las frases favoritas de Kanouté y mía: "¿Tú has catao varón?". Gracias a CÓRDOBA por haber traido al mundo a mi adorada Loulou (beeeeella) y a mi cuñada política Carmen³, por profesionales como Juan Palomo Sinmiedo (pese a que la crisis no le haya hecho justicia) y por llenar Fuengirola de gente en verano, que si no este pueblo estaría (aún más) en la ruina. Gracias a CÁDIZ por llenar de alegría cada invierno con vuestros carnavales (algún día volveré y llevaré un disfraz en condiciones), por haberme dado tantos buenos momentos futbolísticos gracias al arte de Kiko Narváez y por gente como el enajenado Sr. Rambito, la jevilona Marta, la bella Emma, vuestra adoptada Isajá o mi querida Saaan-dra. Gracias a SEVILLA (sí, a Sevilla) por genios como Brane o José Antonio Reyes (no olvido la Supercopa de Europa, pese a todo), por el impresentable de Kevin Carmona, por haber cuidado de tantas amigas mías en el transcurso de los años y por traer de gira a la WWE en junio, que sólo de pensar en la cara que pondrán mis sobrinitos cuando vean a apenas unos metros de distancia a CM Punk, a John Cena o a Rey Mysterio ya me emociono. Gracias a ALMERÍA (sí, a Almería) por el Natural Music de 2006 en el que por fin pude ver en directo a Botoxl Rose, por Ana Belén, por los cerditos de mi facultad y por haber lanzado al estrellato a David Bisbal, sin cuyos mensajes twitter nunca habría calado en España. Gracias a GRANADA por ser tierra hermana, por gente que merece tanto la pena como mis amigas illorenses (me da igual que no se escriba así), el Sr. Paco Torres, Blanqui o Marina Meine (la fan de Scorpions número 1 del mundo) y por los buenos momentos (casi todos encebollado) que he pasado cada vez que la he visitado. Y, por encima de todo, gracias a MÁLAGA por todas las cosas buenas que me ha dado, la gente que me ha hecho conocer (demasiadas personas para ponerlas todas por aquí) y las experiencias tan maravillosas que he vivido en ella y que espero seguir viviendo durante muchos, muchos años. Y, qué coño, por haber traido al mundo a Chiquito de la Calzada y a Juanito.

Mentiría si dijera que, pese a todas las cosas que no me gustan de ella, en el fondo no siento aprecio por Andalucía porque, al fin y al cabo, es la tierra que me vio nacer y no me imagino echando raíces en ningún otro sitio. Felicidades, andaluces. Arriba esa barbilla.



PD 1: Urdangarin ha declarado en los juzgados durante ¡22 horas! Probablemente sea eso más tiempo de lo que luego le caiga de cárcel.

PD 2: yo una vez haciendo limpieza me encontré 20 euros. El PP al llegar al gobierno se ha encontrado un agujero de unos 25.000 millones de euros. Montoro, you win this time.

PD 3: ¿os habéis fijado ahí a la izquierda! ¡El Mierdiario tiene publicidad! La crisis, ya sabéis.

PD 4: acojonante el vídeo de cómo serían los memes en la vida real.

3 comentarios :

  1. VIVA ANDALUCÍA Y VIVA MÁLAGA, COHONE!

    Ale, ya me he quedao tranquila. Qué me gusta ponerme patriótica xDD

    (Y eso de que "mi blog ahora tiene publi" es, paradójicamente, publi engañosa. ¿Una mierda de widget chiquitín en la sidebar es poner publi? Creo que estoy muy mal acostumbrada xD)

    ResponderEliminar
  2. Va a ser eso, que estás mal acostumbrada. ¡Dale al anuncio, que quiero ganar dinero!

    ResponderEliminar
  3. VIVA ANDALUCÍA...

    Yo tb me siento orgullosa de ser Andaluza, del seseo, del Zezeo y de lo que casi no nosotros mismos entendemos, pero que leches!!! Viva viva y viva!!!

    Mil besos a todos los andaluces y mil mas para ti Al.
    Bea, for you too.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }