lunes, 20 de febrero de 2012

La oveja y la morcilla

Soy de esas personas que no se acuerdan de lo que comieron en el día de ayer (de hecho no me acuerdo) y, sin embargo, recuerdan perfectamente vivencias que les ocurrieron muchos años atrás. Corría la noche del recién estrenado domingo 19 de febrero de 2006 (últimamente no hago más que hacer menciones a ese año), en pleno carnaval, y yo estaba con mis colegas en la Plaza de la Merced pasando frío mientras guardábamos nuestros puestos, cuales Jon Nieve y Samwell Tarly, para realizar el botellón pertinente. En éstas, llegó Anselmo con su grupo de amiguetes (¿o llegamos nosotros después?) y entre ellos se encontraba una chica bajita y rizosa que nos presentó como una amiga de su infancia a la cual, sin embargo, no había visto nunca antes (¿la había tenido todo este tiempo escondida en un dedal o qué? Puto Sel). Pese a que mis colegas y yo empezamos a especular sobre si aquella chica sería o no algún interés amoroso de Anselmo, me animé a hablar con ella y supe que habíamos conectado cuando, tras empezar hablando de trivialidades como el frío que hacía o lo imbécil que era Anselmo (tema recurrente), acabamos hablando de cosas tan frikis como, por ejemplo, lo malvada que era Cassandra Nova, la hermana de Charles Xavier el de los X-Men. Acabó la noche y, tras decirme que en unos días se iba a ir de viaje al Caribe con su clase y el típico "a ver si nos vemos otra vez", pensé que ahí acabaría nuestra breve historia... y, por fortuna, no fue así.

Conocerte, Rizos, cambió mi vida, y lo digo de verdad. Desde que entraste en mi mundo no he vuelto a comer carne de oveja, he mirado con ojos desconfiados a las rubias, he aprendido que hay numerosas tonalidades del color morao, me he indignado cada vez que he visto que al Biofrutas lo llamaban en los anuncios Funciona y mis miserias me han parecido menos trascendentales cada vez que he leído tus "xD" cuando te las he contado por el Messenger. Además, si no hubiera sido por ti no habría conocido las anécdotas de juventud de Anselmo (me equivoqué de colegio), no me habría enganchado al WoW (un momento, espera... ¡no lo he hecho!), los cines del Myramar y del Plaza Mayor habrían tenido que cerrar, no habría cogido con tantas ganas Juego de Tronos, probablemente no me habría hecho un twitter (algún día iré a tus quedadas, tranquila), no habría vuelto a medio respetar Eurovisión, no habría sabido que en este mundo había otro Cholo aparte de Simeone, no sonreiría cada vez que oigo cierta canción de Shakira, no habría echado tanto de menos Málaga cuando vivía en Madrid y El Mierdiario ni habría nacido ni hubiese crecido a base de piques con tu blog, el cual tiene la mitad de posts que el mío pero huele infinitamente mejor. Muchas cosas que podría estar todo el día enumerando pero que puedo resumir en una sola: cambiaste mi vida porque cuando te conocí descubrí que ahí fuera había, al menos, una persona que era en el fondo igual que yo, y eso hizo que de repente me sintiese menos solo en este mundo.

Muchas veces nuestros caracteres han chocado y nuestra relación ha pasado por baches difíciles (doy fe de que lo sabes) pero, como bien has remarcado en tu post, en su día tomé una decisión y he de decir que no me imagino habiendo tomado otro camino diferente. Para mí eres mucho más que una buena amiga: con tu forma de ser haces que tu mundo sea un lugar más especial y haces sentir especiales a las personas que en él habitan. Hacerme sonreír a mí es mucho más difícil que hacerte sonreír a ti y tú lo consigues constantemente. Te quiero, Bea. Por mil años más juntos.


¿Cómo? ¿Que no tienen telepizza de barbacoa? ¡Exijo el libro de reclamaciones!

PD 1: sí, este post tiene la misma estructura que el tuyo pero es que me ha gustao, qué pasa.

PD 2: nuevamente la Academia de Cine español ha sucumbido ante el poder de un lobby: el año pasado, los catalanes, este año, los fabricantes de yogures con bífidus.

7 comentarios :

  1. FUUUUU Claramente soy una blanda, que hasta copiándote de mis posts consigues emocionarme y he acabao llorando! XD

    MUAKS! Por mil más! :)

    ResponderEliminar
  2. Porcier, que me acabo de dar cuen: si no quieres que además de oler mejor, mi blog sea mucho más profesional que el tuyo... deberías cambiar el logo, que sigue siendo 2006-2011 :P

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:24 p. m.

    Mataros a los dos.

    W.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:08 p. m.

    W., la idea intrínseca de matarlos a los dos denota un claro aroma a mejoría, con lo cual ambos blogs olerían a lo mismo. Por ello, por la clara exposición de contenidos, la subyugación de contextos y el fin del texto mereces un goya al mejor guión.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:31 p. m.

    En la puerta del colegio (egio) hay un charco y no ha llovido (ido).
    Son las lágrimas de Alberto (erto) porque Bea no ha venido.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }