viernes, 7 de octubre de 2011

El que faltaba

Llegó el día que muchos, para bien o para mal, pensaban que nunca llegaría: hoy, viernes 7 de octubre de 2011 y después de casi 5 años en Madrid, me vuelvo a Fuengirola. Tenía pensado desde hacía unos días subir un vídeo conmemorativo de ésos tan emotivos llenos de fotos y con cancioncita chula de fondo para celebrar tan magnánima fecha, pero después de pensarlo friamente (y de ver cómo el tiempo se me ha echado encima, ejem) he llegado a la conclusión de que este regreso a mi tierra natal no tiene por qué ser ninguna nueva etapa en mi vida, y que este acontecimiento no tiene por qué adquirir tintes dramáticos o trascendentales.

Yo no soy ni fuengiroleño, ni malagueño, ni madrileño, ni siquiera mostogueño: soy de todos esos sitios y de ninguno. Por eso ahora, cuando me toca abandonar la que ha sido mi casa durante este último lustro, no siento que deje nada atrás porque a Madrid ya la llevo en mi corazón y eso nunca va a cambiar al igual que nunca he conseguido apartarme de la alargada sombra de Fuengirola en todos estos años que he estado fuera. No sé si volveré a vivir a Madrid dentro de un mes, de un año o incluso si nunca volveré, pero nada de dramas porque esto no es un adiós. Es un, y como diría Lisa Simpson... hasta que nos olamos.

De todos modos quiero aprovechar para agradecer tanto a Madrid como ciudad como a la gente que he conocido allí estos años (Lourdes, Patri, Moni, Mario, Deivid, Consegliere, mis compis de CF, etc.) y a los que, por supuesto, ya conocía de antes (Anselme, Meca, Puto Richi, Alf, mostoleñas) lo a gusto que me he sentido en la capital durante este último lustro, un tiempo que me ha servido para madurar (poco, pero lo he hecho) y evolucionar como persona. Por eso, como digo, este regreso a Málaga no lo considero una despedida definitiva de Madrid. Considerémoslo... una cesión con opción de compra. Así que a ganarse el puesto y a darlo todo por la afición, que ahora, por fin, el Málaga ya puede considerarse con derecho a aspirar a la Champions. Y si no, a cobrar el cheque y a huir de nuevo. El fútbol es así.


PD: el otro día pensé que había descubierto la perfección femenina con Jessica Zepeda... hasta que ayer descubrí a Emily Scott. ¡Gracias por alegrarme la vida, contraportadas del As!

4 comentarios :

  1. Mucha suerte, compañero.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:40 a. m.

    Así me será más fácil matarte.

    W.

    ResponderEliminar
  3. kanouté7:32 p. m.

    Buaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!

    Te irá genial, este finde ya hay que salir y tu puita fiesta de disfraces está cerca!!!!

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }