domingo, 29 de mayo de 2011

Seny

Cuatro Copas de Europa. Un juego colectivo como nunca se había visto. Un delantero de otra galaxia, y lo que le queda. Una filosofía de club envidiable. Por todo eso el Fútbol (remarcando lo de "fútbol" como ha hecho hoy Marca en su portada) Club Barcelona es indiscutiblemente el mejor equipo del mundo, pero por encima de todo quiero destacar el precioso detalle que tuvo la plantilla con Abidal al permitirle recoger la copa en lugar de Puyol. Ese gesto con su compañero, que hace unos meses estuvo librando una durísima batalla luchando por su vida, nos hace ver que, pese a todas las alabanzas que puedan recibir, los jugadores del barça no son más que personas de carne y hueso y como tal actúan, no dándole más importancia a este deporte de la que realmente tiene.

El regalar a Abidal ese momento de gloria es un hermosísimo gesto que, en los tiempos de violencia física y verbal en los terrenos de juego, de insultos, teatros, llouriqueos y malos ejemplos en general, honra a los jugadores del Barcelona mucho más que el levantar un simple título que, al fin y al cabo, no es más que una cuestión de que una pelotita quiera entrar en la portería o no.
Así que gracias por vuestro juego, gracias por vuestra humanidad, gracias por dignificar este deporte y gracias por marcar el camino a seguir a las futuras generaciones no ya sólo de futbolistas, sino de personas en general. FELICITATS, CAMPIONS.



PD 1: no es por ná, pero el gol de Villa se lo habría parado De Gea.

PD 2: inquietante, muy inquietante la rosa en la solapa de Sir Alex Ferguson. ¿Acaso le hizo V una visita antes del partido y por eso tenía esa cara de acojonado? ¿Acaso V is for Villarato?

PD 3: no quiero ni imaginarme la que habrá liado el Puto Jon en el Támesis.

1 comentario :

  1. Anónimo12:39 p. m.

    V de Villarato. No hay duda.

    W. de Winkllarato.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }