jueves, 10 de marzo de 2011

Espinoso

Llevo ya bastantes días con una mezcla de poca inspiración, apatía general, falta de tiempo libre (¿no he escrito en el blog porque he estado liado o he podido hacer cosas porque no he estado escribiendo en el blog?) y una enorme falta de perspectiva sobre lo que debe ser este blog y si sigue mereciendo la pena gastar mi tiempo en él. No ha sido por falta de estímulos, desde luego, y es que a las cientos de cartas de fans suplicando mi regreso hay que añadir la rabiosa actualidad: los 110 km/h en autopistas, la guerra civil de Libia, el 7-0 al Málaga de Pellegrini en el Bernabéu (ahí dejé pasar un estupendísimo post sobre el espítitu de Juanito, el fantasma de Mou y el alma en pena de Pellegrini), el estreno de Torrente 4, Trent Reznor anunciando que antes de que termine el año volverá a meterse en el estudio para sacar nuevo material de Nine Inch Nails, Inda poniendo a Nemo en la portada del Marca, el niño de detrás de Puyol, mi disfraz de Trollface en carnavales, el Meca haciendo como que entendía El caballero oscuro cuando se la puse, etc.

Sin embargo, cuando ya estaba a punto de tirar la toalla y recurrir a la escatología más burda y elemental para tratar de reflotar éste vuestro blog (tú no te librarás de ella, W.) aún sin tenerlo del todo claro, he descubierto una noticia que ha hecho que en mi mente se ilumine una bombilla y aparezca en letras gigantes la palabra "BLOG":

El hombre perdió las espinas del pene por un poco de ADN
Un estudio comparativo descubre 510 fragmentos del genoma perdidos en los humanos que les confieren características especiales

ALICIA RIVERA - Madrid - 09/03/2011
¿Por qué el pene del hombre carece de espinas, como el de los chimpancés, los macacos o los ratones? La respuesta está en un fragmento de ADN suprimido en el genoma de los humanos y presente en el de otras especies. No sólo ha desaparecido en el hombre las espinas de queratina, sino también las vibrisas sensoriales que desarrollan otros mamíferos. Estos cambios en la morfología del pene estarían asociados a estrategias reproductivas monógamas. Unos científicos estadounidenses han hecho una investigación explorando las posibilidades que han abierto los genomas, comparando el humano con otros y centrándose en lo que falta respecto a otras especies. Han identificado hasta 520 supresiones de secuencias de ADN en el genoma humano -y conservadas en los de otros animales- que tienen capacidad reguladora, es decir, que afectan al funcionamiento de genes, a su expresión. (noticia completa en elpais.com)

Espinas en la picha. No hace falta decir nada más. Bueno, sí, que si las tías ahora se quejan cuando uno las besa teniendo barba de 3 días, no quiero ni imaginarme lo que dirían cuando... bueno, os lo podéis imaginar. Gracias, mundo, siempre que pienso que ya no te queda nada que ofrecerme acabas dándome una nueva razón para creer.



PD: hoy La Gaceta ha sacado en su portada una entrevista en exclusiva con la, wait for it... wait for it... ¡ex-chacha de Zapatero! Bueno, pues diré algo que hacía tiempo que no decía: atentos próximamente a vuestro Mierdiario favorito :)

5 comentarios :

  1. agent_prov10:46 p. m.

    Reznor de puto vampiro.
    REZNOR DE PUTO VAMPIRO.
    No va a haber bragas en el mundo.
    Ya puedo ir encargando 25 o 30 a M&S.
    (tenía que decirlo)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, tranquilidad, que va a ser un simple cameo (sesto). De todos modos la palabra "vampiro" ha perdido muchísimo desde que irrumpió en nuestras vidas cierta saga de chupasangres homosexuales y hombres lobo depilados.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:33 a. m.

    Oh, sí.

    ¡Espinas en el peñe ya!

    Ñe

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:35 a. m.

    Dios, mirad cómo quedaría.
    http://www.elece.net/blog/wp-content/uploads/2009/02/seed-beetle-3.jpg

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }