lunes, 28 de febrero de 2011

Starfucker, Inc.



Contaba Trent Reznor, allá por 2007, que el acontecimiento que daba origen a la historia narrada en su distópico álbum conceptual Year Zero fue una gran explosión durante la 81 ceremonia de los Oscars que sirvió de catalizador para una serie de hechos que hicieron que el mundo cambiara para siempre (lo que recibió el nombre de Hollywood in memoriam dentro de la campaña de promoción viral de dicho disco). Pues bien, tal y como dijo Rob Sheridan hace unas semanas, se equivocaron de fecha ya que no fue en la 81 sino en la 83 ceremonia de los Oscars en la cual ha sucedido ese bombazo que ha hecho temblar los cimientos de Hollywood: TRENT REZNOR (venga, vale, y Atticus Ross también) HA GANADO UN PUTO OSCAR.

A la mejor banda sonora, concretamente, y es que desde que el líder de NIИ ganó el Globo de Oro hace un mes (que sí, y Atticus Ross también) y se conocieron las nominaciones a los Oscars la bso de La red social se colocó automáticamente como máxima favorita en las quinielas para ganar dicho premio y, en cierto modo, no es ninguna sorpresa que así haya sucedido. Sin embargo, mentiría si dijese que la pasada madrugada aquí vuestro humilde narrador (los señores de W. y Ropemi son testigos) no estaba hecho un flan oyendo a los expertos comentar la de premios que se suponía iba a llevar (como así acabó sucediendo) El discurso del rey, lo que significaba una cosa: a la Academia no le gustan las moderneces, y una banda sonora de música electrónica realizada por el abanderado del metal industrial para una película sobre el fareborn no era lo que se podía llamar tirar de lo tradicional (y más aún estando por ahí pululando Hans Zimmer con esa pedazo de bso de Origen). Pero, por suerte, mis temores finalmente quedaron en nada: salieron Hugh Jackman y Nicole Kidman (¿estoy loco o se ha quitado bótox?), abrieron el sobraco y... ¡ZAS! Misión cumplida y yo celebrándolo como si hubiésemos ganado otra vez el Mundial. Ahí estaba Trent (bueno, y Atticus Ross también), con su barbuca de 7 días (igual la acaba poniendo de moda, a saber), nervioso como un parvulito ante tanta estrella como las que criticaba en Starfuckers, Inc. (ironías del destino) y haciendo que todos los que nos hemos considerado fans suyos durante el transcurrir de los años también ganásemos, orgullosos, un pedacito de esa estatuilla.

Quién se lo iba a decir a Trent Reznor, un tío que en su juventud ganaba Grammys vestido de semi-sado al grito de guerra de
fist-fuck y que ha conseguido recibir, casi 20 años después (dios mío), el mayor reconocimiento posible que entrega la todopoderosa y conservadora Hollywood. ¿Significa ésto un cambio de tendencia en la estirada industria del entretenimiento mainstream o es tan sólo un espejismo? Lo veremos el año que viene, con la banda sonora de The girl with the dragon tattoo que Trent (bueno, vale, y Atticus también) ya está preparando para David Fincher. Y ahí estaremos nosotros para volver a trasnochar... y para volver a sentirnos orgullosos de la música que nos gusta, sea cual sea el resultado.

PD 1: del resto de los Oscars destacar la, para mi gusto, injusta victoria de la normalita y por momentos aburrida El discurso del rey en película o dirección (La red social o Cisne negro le pasan por encima fácilmente), los merecidísimos premios de Natalie Portman y Colin Firth (aunque Jesse Eisenberg también lo borda), Kirk Douglas que casi se nos va al suelo en varias ocasiones, la absolutamente desquiciada Melissa Leo (sólo le faltó agradecer su premio a los midiclorianos), la descomunal belleza de Mila Kunis (U jelly, Macaulay?), Scarlett Johansson (criticad todo lo que queráis su des-peinado, que a mí me gusta), Jennifer Lawrence (pese a que parecía una vigilante de la playa... un momento, ¿desde cuándo eso es malo?), la embarazadísima Natalie Portman y Amy Adams (belleza serena) y la extraña pareja que formaron Anne Hathaway (he de reconocer que sí, será una bocacaballo, pero a la tía se la ve con gracia) y el probablemente emporrado James Franco, que pasaba por allí y tenía pinta de sudársela absolutamente todo. Enorme, exijo que este tío repita como presentador el año que viene.

EDIT PD 2: ¿se pué ser más chulo? Tan sólo le falta una mano para coger el cubata.

PD 3:
si Trent Reznor se convierte en el tema de moda en twitter... ¿podríamos considerarlo un trenting topic?

PD 4: di ahora que Nine Inch Nails es ruido, puto Anselmo.

10 comentarios :

  1. Anónimo8:02 p. m.

    Avatar está to wapa!!

    Se Albre weno!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de darme cuenta de que Atticus es un clon de :roto2: Ahora ya todo encaja.

    ResponderEliminar
  3. Jaja sí, aunque también es un poco Makaay.

    ResponderEliminar
  4. Oh sí, oh sí, OH SÍ. Hollywood preparate que éste ya se te queda ahí.

    Un punto que fuera la secundaria la que soltase los fuckin' fucks eh?

    ResponderEliminar
  5. Y que Colin Firth haya ganado el Oscar al mejor actor por tirarse hora y media diciendo "fuck", también.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:59 p. m.

    ¿A que estuvo genial ver los Oscar como lo hicimos? Tenemos que repetirlo todos los años.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5:44 p. m.

    Albret, queremos un post nuevo, copón.
    ÑE!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:15 p. m.

    Me abuuuuuuuuurro. Post ya!!
    Ñe

    ResponderEliminar
  9. yo quiero ser el, jeje por lo menos un rato.
    saludos tienes un nuevo seguidor en google friends


    http://dalecalor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:42 p. m.

    Post, post, post, post!!

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }