lunes, 21 de febrero de 2011

Let go, Nina

Contaba ayer mi amiga Leonor Izquierdo en su gran crónica minuto a minuto de la gala final de OT en Rolling Stone (en la cual yo también colaboré, y he de decir que me lo pasé pipa) que los concursantes de este año, en realidad, estaban todos muertos. No sé si lo estarán o no, pero lo que anoche feneció y parece que de una manera definitiva fue Operación Triunfo, tras una década de entretenimiento y momentos vergonzantes prácticamente a partes iguales (el último de ellos la victoria de Nahuel, una persona que canta aún peor que Anselmo, y eso ya es decir).

Decía Nina, muy digna ella, que el chape del concurso había sido injusto, que si el programa transmitía valores, que si las cadenas sólo buscan la audiencia, bla bla bla. La única realidad, buaaambulancias aparte, es que OT llevaba ya demasiado tiempo en estado comatoso y anoche, por fin, le dejaron ir en paz. Así que, para seguir con las analogías entre LOST y OT, diré...
let go, OT fans. And move on.



PD: con un poco de suerte el próximo programa que presente Pilar Rubio será Gran Hermano.

6 comentarios :

  1. ME_MEO_TOA
    xDDDDDDDDDDDDD ¡La estatuaaa!

    ResponderEliminar
  2. La mejor entrada que leo en un blog for ages ¡si señor! Absolutely brilliant!!!

    Saludets!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:23 p. m.

    Jejeje. Muy bueno, Albret.

    Por ñerto. Tu amiga Leonor Izquierdo se llama como la mujer de Antonio Machado.
    ¿Casualidad? Yo diría que no.

    ResponderEliminar
  4. ¡No es casualidad, señor W.!

    ResponderEliminar
  5. jajajaja. jajjaa.
    Anda que... Illo, la estatua es una mezcla de Bisbal y las "echurillas" del Fary.. jajajaja.
    Besos Al, pero que conste que a mi me gustaba. XD

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }