jueves, 10 de junio de 2010

Plata no es, oro tampoco


Llevaba ya unos cuantos días yo sin postear nada, y no sería por falta de temas: el buen concierto de Bon Jovi en el Pop In Madrid (ya me estás ofreciendo dinero para que no postee lo que me pusiste en el sms, Marijose), que tengo pendiente crear la coreografía de un flashmob, que ví Kick-Ass con La Rizos (buena peli pero el cómic es infinitamente mejor), el anuncio de que en el epílogo de LOST de los dvds de la sexta temporada aparecerá Walt (probablemente para contarnos una gran nada) o de que, por fin, vuelvo a estar medianamente ocupado con algo parecido a un curro. El caso es que estaba yo algo apático pero finalmente no me he podido resistir a dedicar un post a una de las noticias que más tiempo llevaba esperando: IRON MAIDEN ANUNCIA NUEVO DISCO PARA EL 16 DE AGOSTO Y SACA UN NUEVO SINGLE... decepcionante.



Menuda racha entre la retirada y posterior regreso apimpinelado de Trent Reznor, el como mínimo polémico final de LOST y ahora los Maiden que vuelven pero no me acaban de convencer. Y es que quizás los cuatro años que han pasado desde su último disco hayan hecho que haya disminuido el efecto fan en mí, pero escuchar este El Dorado no me dice demasiado y hace que quizás tenga que darles la razón a los que llevan años diciendo que los mejores años de Iron Maiden ya quedaron atrás. Suena a más de lo mismo y, aunque a estas alturas de sus carreras los Irons no tienen por qué seguir inventando la pólvora y bastante hacen con seguir sacando discos de cuando en cuando y dándolo todo en sus directos, la verdad es que me he sentido bastante desilusionado al oir este tema. Y mirando el setlist de The final frontier no pinta mucho mejor la cosa, que 7 de los 10 temas del álbum sobrepasan los 6 minutos de duración y se antoja otra vez un disco larguíiiisimo. ¿Dónde quedaron esos singles potentes y pegadizos de antaño? Encima es un tema que no consigue enganchar (fijo que dentro de tres meses estoy diciendo que la canción es una puta maravilla), Bruce Dickinson parece que canta con desgana y de la portada mejor no hablemos, con ese Eddie que parece la mascota de Motörhead y esa escena tan tópica y simplona (qué lejos quedan las portadas del Powerslave o el Somewhere in time). El dibujo del single sí que está chulo (la imagen de este post), pero porque es ORIGINAL.

Ésa es la clave, el ofrecer algo nuevo. Muchos dirán que a estas alturas los Maiden no tienen que variar su fórmula y tienen razón, pero sí que al ver y oir el nuevo material que nos han ofrecido me quedo con la sensación de que no apuestan ni un mínimo por hacer cosas nuevas. ¿Autocomplacencia sabiendo que hagan lo que hagan van a llenar estadios? ¿O es que está ya todo inventado y como fans hemos perdido la capacidad de ser sorprendidos? Pues quizás ambas cosas, es lo que tiene hacerse mayor.
Pero ahí estaré yo cuando vengan de nuevo a Madrid. Igual el flashmob que me han encargado debería ir por ahí.

PD: no os creáis que me olvido de que mañana empieza el Mundial... ¡y el Mierdiario prepara un gran despliegue de medios para realizar una cobertura como nunca antes se había visto en un blog! Buena o mala no sé, pero fijo que antes no se había visto. ¡Atentos!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }