domingo, 24 de enero de 2010

En ocasiones veo Señoras



Nadie sabe realmente cómo se inició, ni cuándo, ni por qué motivo. Sin embargo, aquel "Señoras con la bolsa en la cabeza cuando llueve" fue el germen del movimiento artístico-religioso más importante de lo que llevamos de milenio: LAS SEÑORAS. Lo que comenzó como una simple coña en facebook ha ido adquiriendo poco a poco cariz de religión a base de adquirir cientos de fieles a diario dispuestos a hacerse fans de una señora más extravagante aún que la anterior. Es un precioso y merecido homenaje a las mujeres de mediana edad del interior español, tan auténticas y campechanas ellas, y su quehacer diario: Señoras que cantan alto en Misa, Señoras que quedan para ir "a andar", Señoras que se golpean las tetas al abanicarse, Señoras que llaman "fresca" a su nieta, Señoras que en realidad son señores, Señoras zombi que se empujan para conseguir un trozo de carne,
Señoras de la Iniciativa Dharma, Señoras que trabajaban en la Estrella de la Muerte cuando explotó, Señoras que en realidad son mesas, Señoras que en realidad son Paul McCartney, Señoras manejando sus avatares que quedan para ir "a andar", etc.

Sin embargo, creo que esto se nos ha ido de las manos. Y no lo digo ya porque a las señoras del mundo real les haya subido tanto el ego que les haya dado por ir agrediendo Papas o que incluso laSexta les dedique una pieza en su informativo para dar fe de la magnitud de este movimiento. Lo digo porque este juego es una verdadera adicción que ríete tú de la del tabaco, y los daños neuronales que pueden causar a los inocentes enganchados a facebook no han sido aún tenidos en cuenta por las autoridades sanitarias. Para muestra un botón: aquí un servidor lleva toda la semana recluido en su piso por culpa de un gripazo y, por supuesto, su principal actividad ociosa ha sido hacerse fan a diario de decenas de páginas de señoras en un patético intento de hacerse el guay ante sus contactos. El caso es que hoy he vuelto a salir a la calle y he sentido verdadero miedo al ver que YA NO SÉ DISTINGUIR LA VIDA REAL DEL FACEBOOK. El primer ejemplo de esto llegó al entrar en el metro y ver a un chavalín con todas las pintas de gustarle que le rellenen el ojete de carne en barra. Automáticamente mi cerebro me redirigió a una página de la que me hice fan hace unos días, y que es una de las variantes del género de las Señoras junto a las páginas de Señores o Travestis:


Maricas adolescentes que se peinan como Rihanna


Un pensamiento inocente y con total coherencia, porque aquel chavalín tenía el pelo como pa darle dos hostias bien dás. Lo malo fue que ya empecé a asociar elementos, y mi mente hiló dicha página con la original de las Señoras y NO FUI CAPAZ DE DEJAR DE IMAGINARME NUEVAS PÁGINAS DE SEÑORAS CONFORME IBA ANDANDO POR LA CALLE. En serio, estoy asustado. En apenas 10 minutos andando por Madrid, mi mundo se compuso únicamente de:

Señoras que empujan en el metro
Señoras que salen de paseo en domingo
Señoras que van excesivamente maquilladas
Señoras que miran a los mimos de Sol y no les echan dinero
Señoras a las que se le cae la cara
Señoras que llevan bolsas de perfumerías
Señoras que se parecen a Susan Boyle
Señoras que cargan a sus maridos con bolsas de la compra
Señoras que usan las botas de sus nietas
Señoras que estorban
Señoras que miran bisutería en el Corte Inglés
Señoras que suben ascensores en el Corte Inglés
Señoras que bajan ascensores en el Corte Inglés
Señoras que, simplemente, están


QUE ALGUIEN ME DESPEGUE DEL FACEBOOK, POR PIEDAD

PD: nueva promo de Cuatro para el próximo estreno de la temporada final de Lost. Genial, una vez más:

1 comentario :

  1. xDDDD Deberías crear esos grupos antes de que te arrebaten el copirrí :P

    Fareborn es bueno, fareborn te quiere.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }