martes, 5 de mayo de 2009

Actualizando

Vale, lo admito: nunca he visto "La historia interminable". Cada dos por tres tengo que aguantar comentarios de gente indignada y/o sorprendida ante tal hecho, preguntándome que si no he tenido infancia o narrándome lo mucho que molaban Fuyur y Rafa Nadal. Además, pese a que me emociono cada vez que escucho la canción de esa pinícula mi emoción no es completa ya que no la asocio a ningún recuerdo en particular que dicho flín me inspirase en su día. Casi me recuerda más al anuncio de Renault en el que salían rocas follando en medio de la carretera.

Lo confieso, lo mismo me pasa con "Kárate Kid", otro icono cultural de los ochenta. La gente se lleva las manos a la cabeza cuando les digo que no la he visto, que nunca he practicado en mi intimidad el "dal cela, pulil cela", que el nombre de Ralph Macchio lo asocio a Marvel Comics o que al Señor Miyagi lo recuerdo de un cameo en "Kárate a muerte en Torremolinos". Si alguna vez quise aprender artes marciales durante mi niñez fue gracias al ninja Shadow de los G.I.JOE, definitivamente no por esta película.

Y no, tampoco he visto "Blade runner", y éste quizá sea el caso más sangrante de todos ya que uno no puede autoconsiderarse friki de la ciencia-ficción sin haber visto esta película. En el As se tiraron un día entero sin hablarme en cuanto hice pública esta revelación y, probablemente, el Winky hará lo mismo en cuanto se entere de esto (si es que no lo sabe ya). No sé qué hay más allá de Orión, nunca me he enamorado de Daryl Hannah y la palabra "replicante" la asocio a algún colaborador de La Mañana de la COPE.

Pero todo esto va a cambiar. Pienso recuperar las partes perdidas de mi infancia y, para ello, voy a verme estas tres pelis ahora que tengo las tardes libres (¡Gracias, Alfredo!). Porque no pienso volver a ser el hazmerreír de fiestas, botellones, bautizos, comuniones y en general de cualquier reunión social en la que haya al menos una persona más que haya sido educada por la tele de los ochenta. Si voy a ser un friki quiero serlo por exceso, y no por defecto. Y no, Nuri, no pienso ver "La princesa prometida" por mucho que en ella salga André El Gigante...



Mira qué pipa más chula tengo, replicante hijo de puta

4 comentarios :

  1. Íñigo Montoya7:06 p. m.

    ¿Por qué ofreces tanta resistencia a las películas de culto? No ver "La princesa prometida" no es una opción y, desde luego, no puede ser incluida en el mismo saco que "Karate Kid".

    ResponderEliminar
  2. No es usted objetivo, señor Montoya.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:07 p. m.

    Hola, me llamo Iñigo Montoya. Tu mataste a mi padre, prepárate a morir.
    Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión, he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tanhauser... todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. ¡ Es tiempo de morir!

    ¿Todas las frases chulas terminan en morir?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:08 p. m.

    Por cierto, que te perdono lo de Blade Runner.
    FD: Winky, el magnánimo.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }