martes, 3 de febrero de 2009

Que te vaya bonito

Javier (que no Esperanza) Aguirre, a la calle. Que el Atlético de Madrid le venía grande al, por decirlo suave, timorato mexicano era algo evidente casi desde el principio y han sido empezar a surgir rumores de que el Kun empieza a hartarse de él y el ver que la afición ya empieza a pedir de nuevo la cabeza de Cerezo y Gil que éstos han optado por la vía fácil para salvar su culo: cargarse al entrenador. Cosa necesaria a todas luces viendo el nulo juego del equipo, las constantes cagadas defensivas y las incoherencias tácticas casi desde que Aguirre llegó al banquillo del Manzanares, pero no por ello menos facilona. Y es que lo que este equipo necesita es una regeneración casi total pero no sólo de jugadores (con todo lo malos que son los Pernía, Perea, Pablo, Luis Garcia, Banega & cía) sino, principalmente, de directivos. El eje del mal formado por Pitarch, Cerezo y Gil Marín le está haciendo demasiado daño al club, con sus incompetencias unos y con sus chorizadas otros, y hasta que no se vayan éstos todo lo que se hará será ponerle tiritas a una pierna rota. Pero eso no va a pasar a corto plazo, que el club es suyo y los hinchas, de los que siempre se les llena la boca hablando, somos meros comparsas en él.

Así que ahora el marrón le cae a Abel Resino, una leyenda rojiblanca como portero pero un cuasinovato como entrenador. Al ver este movimiento todo el mundo piensa inevitablemente en el "efecto Guardiola" del Barça pero seamos realistas: por muy buenos que sean el Kun y Forlán, no tienen detrás a Xavi y a Iniesta para darles balones de gol o a Puyol y a Márquez para dar seguridad y sacar el balón huyendo del pelotazo. Abel tiene una dificil papeleta teniendo en cuenta la plantilla que se encuentra (plantilla hecha por Pitarch, a medida de Aguirre y con la aprobación de Cerezo y Gil Marín) pero a veces entrenar a un equipo de fútbol es tan sencillo como poner a jugar a los buenos en su sitio, cosa que Aguirre no hacía. De todos modos, de justicia es reconocer que Aguirre consiguió devolver al equipo a la Champions (aunque a trompicones y jugando como el culo) y que siempre ha sido un caballero, pero un equipo que se presupone grande no puede vivir únicamente del resultadismo, necesita algo más. Esperemos que los que mandan en el club sepan verlo y dejar su sitio a otros antes de que sea tarde, porque esta historia ya me la conozco y no me gusta cómo suele acabar.

4 comentarios :

  1. Hola,

    me gustaría ponerme en contacto con el administrador del blog.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Holaaaa.
    ME parece genial, y sobre todo si es bueno para tu equipo.
    Suerte Al.
    Y si la otra Aguirre se va a vivir lejos.. (pongamos a la India) tampoco me importaría, jiji.
    BEsos Al.,

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:29 p. m.

    EL HORROOOOOOOOOOOOOR

    ResponderEliminar
  4. kanoutè3:56 p. m.

    Deberías rendir pleitesía a un entrenador que os ha hecho grandes. Os iba a llevar a la final de la Champions. Antes o después. Viva Aguirre!!!

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }