viernes, 31 de octubre de 2008

Películas de Halloween (3): La niebla

Hacía mucho tiempo que no veía una peli basada en un libro de Stephen King que me gustase (recuerdo truños como "El cazador de sueños" o "La ventana secreta"), pero "La niebla" me ha molado, he de reconocerlo. Y eso que de monstruos lovecraftianos en historias de Stephen King uno ya está un poco harto, pero aún así esta peli es angustiosa y mantiene al espectador pegado al sillón durante dos horas. Y es que el terror psicológico es el que más mola, y sugerir es mucho más seductor que enseñar: da bastante más miedo la neblina en sí por imaginar qué peligros se esconderán dentro de ella que cuando directamente te enseñan a los bicharracos que la habitan (bastante asquerosos, por cierto). Pero bueno, supongo que era demasiado pedir el que no se hubiese desvelado el misterio hasta el final de la peli o que no hubiesen ciertas escenas estúpidamente previsibles así que, teniendo en cuenta que esto lo ha originado Stephen King, me doy por conforme.

Además, en el flín hay otros aspectos destacables como esa metáfora del aislamiento de Estados Unidos del resto del mundo, el cual ve enemigos por todas partes y eso le lleva a radicalizar un discurso ya de por sí extremista (o al menos esa lectura he sacado yo de la peli), y en ese aspecto Marcia Guei Harden borda su papel ya que constantemente dan ganas de hostiarla. Eso o el inesperado y cruel final del flín hacen que éste suba bastantes enteros como película de horror y no simplemente como entretenimiento palomitero con monstruitos viscosos ocasionales. No llega al nivel de "El resplandor", "La zona muerta" o "La cosa" pero tampoco al de bazofias recientes, así que se deja ver. Claro, se deja ver todo lo que la niebla permite...

Vaya, alguien debe haberse dejado el gas abierto

PD: hoy he terminado de leer el mejor cómic que he leído en mi vida. Mañana daré más detalles.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }