miércoles, 6 de agosto de 2008

Cojones, por Kevin Carmona

CUATRO AÑOS DE CÁRCEL

El procesado, acusado de detención ilegal y robo con intimidación, cerró el local de ocio con empleados y usuarios dentro y ordenó a la camarera que siguiera sirviendo bebidas a todo el mundo

"Soy el jefe y esta noche manda mi polla". El tipo se comportó como si estuviera en una cantina del salvaje Oeste. Para alejar cualquier duda sobre la veracidad de sus intenciones, el hombre, chatarrero de profesión, depositó una pistola detonadora sobre la barra. Acto seguido, ordenó a la camarera del club de alterne que llenara su copa, la de sus dos compañeros de correrías y la del resto de clientes del local de ocio.

Acto seguido, "procedió a bloquear el cerrojo de la puerta de entrada (...) reteniendo a quien allí se encontraba por espacio de dos horas". Nadie pudo entrar ni salir durante ese periodo de tiempo. Al final, se conoce que harta o asustada, una de las víctimas avisó a la Guardia Civil y se produjo el insólito rescate. Antes, el 'jefe' destrozó la caja registradora y se apoderó de unos cien euros.

Fuente: Ideal.es



Eso e un tio kon do kojone

3 comentarios :

  1. No podría estár más de acuerdo contigo, Kevin.

    Y no soy amigo de la censura, pero como no vuelvas a poner ipso facto el diseño anterior del blog y quites a la zorra ésa de la columna, llamo a los de Servicios Sociales.

    ResponderEliminar
  2. Kevin, no sabía yo que leías el ideal... vaya, vaya

    ResponderEliminar
  3. Sin duda, la noticia más grande que he visto este verano, menuda jartá a reir que me he pegado!!

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }