jueves, 31 de enero de 2008

Lost in Manzanares

Esta noche por fin vuelve LOST en Estados Unidos con su cuarta temporada... aunque yo ayer ya pude ver un adelanto en el Vicente Calderón. Iluso de mí, que me gasté 30 lauros para ir al estadio esperando ver una remontada épica y lo que ví fue un equipo ramplón, apático y sin la sangre necesaria como para afrontar un partido de tamaña importancia: nervios en defensa, sin presionar arriba, pases errados, zapatazos a ver quién llegaba... los casos de Perea, Luis García y Reyes fueron especialmente irritantes, una sombra de los futbolistas que un día fueron.

Y en medio de tanta basura estaban Agüero y Forlán, siempre ellos. El dúo atacante era un oasis que se fabricaba todas las ocasiones de gol y que corría por el resto de sus compañeros ante las ovaciones constantes de la grada. Éstos dos están verdaderamente PERDIDOS en esta isla de mediocridad que es actualmente el Atlético de Madrid. O aparece rápidamente un John Locke que les muestre el camino o mucho me temo que la Champions pasará otro año de largo por el Calderón. Live together or die alone, recordad.

4 comentarios :

  1. La clave estuvo en el centro del campo. El vuestro no existió.
    Joder, es que hasta hicisteis parecer bueno a Banega...

    ResponderEliminar
  2. Bueno,yo pienso que aun son los más serios candidatos a la champions,junto con Villarreal.

    Por cierto,me sorprendió que no me contestaras nada a mi comentario en tu post "¿Qué te he hecho, Murphy?" .Quizas no lo leiste tan siquiera.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, sí que lo leí y te agradezco el consejo, pero entendí que no estabas esperando una respuesta, por eso no respondí. Te contesto ahora si quieres: sigo esperando para ambos curros, y el primero que me llame se llevará el premio gordo. Actitud tan aplicable al trabajo como a otros ámbitos de la vida ;)

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }