martes, 6 de marzo de 2007

Esos locos bajitos

Por una vez me voy a poner serio, así que si buscáis chistes escatológicos, groserías sexistas o montajes de Photoshop tendréis que esperar a otro post. Hoy me he emocionado, he de admitirlo. Esta tarde estaba hablando por el Messenger con mi cuñada (a la que considero más familia mía que a mi propio hermano, todo sea dicho) y, en un momento determinado, ha dejado que fuera mi sobrinito mayor (no daré nombres por si infrinjo alguna ley del menor o algo) el que hablara conmigo, porque según dijo mi cuñada, "me echaba mucho de menos".

Bien. Me saluda, le saludo, y al poco rato se vuelve a poner mi cuñada al teclado para contarme que la emoción ha podido con mi sobrinito, y que se ha puesto a llorar. Como lo leéis. Que alguien se emocione tanto de hablar contigo hasta el punto de que llore de alegría. Yo no he llorado porque soy Stone Cold Albret Austin, pero sí que también me he emocionado bastante. Y es que quiero un montón a esos enanos, mis tres sobrinitos, y es una alegría saber que ellos también me quieren a mí. Digo yo que no me habré portado del todo mal con ellos.

El caso es que estas cosas dan que pensar. Nos hacemos mayores, estamos ya más cerca de los 30 que de los 20, nos independizamos. Algunos amigos incluso me entero que deciden irse a vivir juntos (me alegro mucho por vosotros), lo cual es un matrimonio de facto. Ya no creo que falte demasiado para que alguna de mis amigas o conocidas se quede embarazada, o que alguno de mis amigos o conocidos deje embarazada a alguna chica (Josemi, ten cuidadín). La vida adulta, tan llena de responsabilidades (aunque yo sigo viendo a Goku por la tele) toca a nuestra puerta, y yo me pregunto... ¿seremos buenos padres cuando nos llegue el momento? ¿Estamos preparados mentalmente para serlo? (Porque económicamente está bastante claro que aún no lo estamos) O incluso preguntaría yo... ¿queremos estar todos preparados mentalmente para serlo? Una vez un amigo mío, al que dejaré en el iconomato, me dijo que no quería tener hijos porque no se sentía capacitado para educarlos. Una actitud muy noble pero que no comparto en absoluto. Siempre he tenido un gran instinto paternal, sobre todo desde que mis sobrinitos vinieron al mundo, y puedo decir con orgullo que he colaborado en lo que he podido, y lo seguiré haciendo, para hacer de ellos las buenas personas que llegarán a ser y las buenas personitas que ya son. Pese al cenutrio de su padre.

Porque claro, diréis que es fácil desarrollar un instinto paternal jugando a la Play una vez a la semana con tus sobrinitos y no aguantándoles a diario, con sus lloriqueos y caprichos. Y es cierto. Pero eso no significa que no sienta que una parte de su personalidad, aunque sea pequeñísima aún, la tienen gracias a su tito Alberto. Y estoy muy orgulloso de ellos. Yo sí quiero tener hijos, me considero capacitado para ello y quiero hacerlo algún día. Ver que hay por ahí correteando una personita que tenga tus rasgos físicos (y los de la mujer a la que quieras), que tenga tus gustos y rasgos de tu personalidad y que, pese a ello, te diga "te tero papi" debe ser una auténtica gozada. Ains, que me pongo sensible.

Así que, bueno... ¿alguna se apunta para hacer niños? ¡Mierda! Al final se me ha escapado una grosería sexista. Bueno, que conste que lo he intentado.

7 comentarios :

  1. Leonard Cohen1:41 a. m.

    Voy a adiestrar a mis hijos para que se follen a los vuestros.

    ResponderEliminar
  2. Tus hijos van a ir derechitos a un correccional, Leonard.

    ResponderEliminar
  3. Jo, me has emocionado, Al. Y mira que yo no me veo como madre, al menos por ahora, pero por un instante me has hecho imaginar y bueno, tampoco debe ser tan malo ver a una Beíta correteando a mi lado y bebiendo biofrutas como mamá :_) En fin, que cuando tengas hijos espero que se parezcan a ti. Y no sólo en el físico, (serán afortunados en tal caso) sino también en tu personalidad, en tus hábitos extraños y en tus peculiares manías. Sería una lástima que se perdiese la esencia de tu carácter :P Ale, besotes ^^

    ResponderEliminar
  4. Frederik5:06 p. m.

    Ya que estás tan animado, te hago una propuesta: concibe un hijo y lo educamos entre Luis, Dani y Frederik, además de las aportaciones puntuales que pueda realizar nuestro portero Rosario. Desde su más tierna infancia, el bebé crecería al ritmo de la misoginia, las canciones de Nine Inch Nails y el Pro. Además, creo que sé cuál sería su primera palabra (la más repetida en nuestro hogar).

    Yo, por mi parte, y volviendo al tema central de la paternidad, cuando llegue el momento no buscaré una chica por lo que me haga sentir ni ninguna gilipollez más. Sólo que sea una buena madre. Pareja para engendrar. Como única finalidad.

    ResponderEliminar
  5. Frederik, entonces no pierdas el tiempo ni busques una chica. Adopta al niño ya con 15 años y así además puedes buscar alguno tan.... bueno, así como tú.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno Stone Cold Albret Austin... Ejem!
    Yo que te conozco desde hace ya muchos años puedo decir con seguridad que llegarás a ser un buen padre, y ojalá encuentres a una mujer que te sepa querer como te lo mereces. Me has emocionado...
    Por cierto, no me incluyas en las amistades que pronto tendrán crios, porque , al contrario que a ti, a mi con mi nueva sobri, se me han quitado las ganas! xDD.
    Besos Al.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }