viernes, 3 de noviembre de 2006

Misterios cotidianos

No hace falta vivir al lado del Lago Ness o en Transilvania para que tu vida tenga un halo de misterio. En los detalles está la esencia. Hoy voy a hablaros, queridos lectores (ejem), sobre el maravilloso mundo de los números de teléfono que no sabes cómo cojones han llegado a tu móvil. No os hablo del número de esa tía fea que probablemente os ligásteis un sábado por la noche mientras estábais borrachos y salidos porque os había calentado la rubia de turno, el de vuestro callista favorito o el de algún profesor del que hace años que no sabéis nada. No, me refiero a números escritos incomprensiblemente.

Veréis, digo esto porque hoy, en un ejercicio de odio al mundo, he borrado cantidad de números que tenía en la agenda de mi móvil, y mientras lo hacía he descubierto un montón de incongruencias que, de verdad, no sé qué carajo significan. Por ejemplo, el primer número de mi agenda es de "¿?". No, no es el número de Felipe González. Probablemente sea de alguien que tenía en mi agenda, eliminé, y me dió un toque o me llamó por error. Como ese hecho se repitió varias veces, decidí dejar su número en mi agenda, pero con la duda de no saber qué persona es. Y no, no pienso llamar para averiguarlo. ¿No es maravilloso?

Otro número curioso es el de un tal "J". Sí, tan sólo una letra. No tengo ni pajolera idea de quién puede ser (no es Josemi, ya he investigado), y no se me ocurren más nombres de conocidos que empiecen por la J. ¿Miro en las Páginas Amarillas, o va a ser mucho lío? Mira que si es el teléfono de Juanito Navarro y yo sin saberlo...

Sigamos con nombres divertidos. ¿Alguien sabe quién es un/a tal "Wja"? ¿Un primo lejano de Isaja? ¿El diminutivo de Wojtila? ¿El nombre de alguna polaca buenorra que me ligué cuando estaba borracho? ¡Dñaaa!

Por supuesto, también tengo números distintos para la misma persona, un número suelto sin dueño y el de muchas personas que me caen mal, pero que nunca viene mal tener su número por si alguna noche de botellón te da por llamarles para vacilarles. ¿Véis? El misterio y la emoción pueden estar en el lugar más insospechado, incluso en un pequeño móvil sin cámara pero muy coqueto. Y ah, hablando de misterios, que alguien me explique cómo es posible que el Chunguito Juan Salazar (primer expulsado, y con merecimiento, de "Mira quién baila") se parezca tanto a Carmen de Mairena. Y no soy el único que lo piensa.

5 comentarios :

  1. Anónimo1:02 a. m.

    NOS VAMOS A MORIR TODOS Y A NADIE PARECE IMPORTARLE. HIJOS DE PUTA.

    ResponderEliminar
  2. Qué fuerte el comentario anterior, me ha dejado aturdido.

    Yo tengo bastantes números de teléfono que no sé de quién son, pero paso de borrarlos. Cuando me enfado borro contactos del Messenger, jaja

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:53 a. m.

    Pues ahora que lo pienso y miro la agenda de mi movil, yo tambien tengo un ¿?, y un Prohibido, y varios nombres que no logro recordar quienes son! Pero bueno, creo que forma parte de ese misterioso aparato al que cada día le sacan mas usos. Lo de juan salazar y Carmen de Mairena, tu sabes que pienso lo mismo que tú, ja ja.
    Y un pequeño comentario para el anónimo primero... Te has enterado ahora que nos vamos a morir todos? es que pareces muy enfadado/a... O ha sido la impresión de la foto de juan y Carmen.. (mandarina)

    ResponderEliminar
  4. Yo voy a beberme todos los biofrutas de mi nevera...si hay que morir, moriré con satisfacción.
    Porcier..el tipo ese es clavadito, sip XDDDDDDDDD
    Yo en mi móvil tengo muchísimos más misterios. Como por ejemplo, teléfonos de Laura, Laura rubia, Laura morena, Laura clase y Laura casa, y el caso es que no conozco ninguna Laura.

    ResponderEliminar
  5. Igual es una rubia y no lo sabes.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }