lunes, 16 de octubre de 2006

Jalowín

Sin duda la festividad que más me gusta del año es la de la noche de Halloween. Llamadme gótico de garrafón, capitalista yanqui o simplemente friki, pero siempre me ha gustado mucho el mundo del misterio, los fantasmas, los monstruos... bueno, y a quién no, ¿verdad? Una vez al año disfrazarse de seres tenebrosos (no, hablo de Kim Jong II), decorarlo todo con calaveras o contar historias de miedo es una auténtica gozada. Por eso me cago yo en los que atacan esta celebración diciendo que es un invento americano y que no tiene cabida en España. La pasión por las historias de miedo y lo sobrenatural es universal. ¿Quién no ha ido alguna vez al cine a ver una película de terror y, tras gritar como una nenaza, ha salido de la sala contento por haber podido disfrutar de aquello? Dicen algunos que el terror atrae por el placer que provoca cuando por fin termina. Supongo que será verdad, pero a mí particularmente siempre me ha gustado el mundo de los monstruitos de película, y si una vez al año puedo disfrazarme de ellos y echar unas risas, pues bienvenido sea.

Ya que en España no hay mucha tradición en celebrar el Halloween (y menos aún en mi casa), pues yo hago mis propias celebraciones. Ha terminado siendo una tradición que cada año me ponga una especie de ciclo de películas de terror los días de la semana de Halloween para ir creando ambiente (si alguien se anima a apuntarse una noche...), poner en mi cuarto un peluchín de una calabaza, ponerme fondos de escritorio del asunto... no sé, pequeñas tonterías. Aunque lo principal, por supuesto, sigue siendo salir esa noche disfrazado. Normalmente lo único que suelo hacer es ponerme un poco de lamentable maquillaje blanco y ojeras para parecer un vampiro pero sin destacar mucho, que suelo ser el único del grupo que se disfraza y no quiero parecer TAN friki (corramos un tupido velo sobre mi disfraz del año pasado). Pero este año el Halloween me va a tocar vivirlo en Madrid, y si puedo ir a alguna fiesta de disfraces (las cuales escasean en Málaga), no dudéis en que iré disfrazado en condiciones. La cuestión es... ¿de qué me disfrazo? Aquí van algunas sugerencias, espero que me aconsejéis:
  • Freddy Krueger: el monstruo del cine que más cague me daba en mi niñez, aunque tanto me gustaban sus pelis que incluso llegó a ser mi ídolo (con razón se metían conmigo en el cole). El caso es que tengo todos los utensilios excepto el sombrero (sí, tengo el guante, soy friki), cosa no muy difícil de conseguir en cualquier mercadillo. Aunque con lo huevón que soy, seguro que lo dejaría para el último día.
  • Alex DeLarge: el protagonista de "La naranja mecánica". Ya quise disfrazarme de él en los pasados Carnavales de Cádiz, pero mis amigos me hicieron una encerrona y tuve que salir disfrazado de pirata de garrafón. Aún conservo el traje, los tirantes, el bastón y la huevera (en mi caso, riñonera), porque he de buscar un bombín que encaje en mi pedazo de cabezón.
  • Willy Wonka: mi disfraz soñado, pero demasiado costoso. Además, que el peinado de Johnny Depp es muy guei.
  • Patrick Bateman: tan sólo haría falta engominarse el pelo y salir con un traje, una gabardina, y en una mano un portafolios y en la otra un hacha. Aunque es poco práctico: ¿con qué mano cogería el cubata?
  • Trent Reznor: no merece la pena. Porque para ello, debería machacarme durante meses en el gimnasio para que, cuando llegara Halloween, me quedara en mi casa llorando en un rincón.
  • Iván Helguera: realmente no es ningún monstruo, ni un icono gótico, ni un ser extraño. Bueno, extraño sí que es. Pero sería un puntazo colarse en la Joy Eslava disfrazado de jugador del Real Madrid para ver si así me puedo calzar a la Nuriaber de turno. Y no, no pienso ir de Guti.
  • Angel Acebes: sería un puntazo, pero me arriesgo a que me den una paliza por la calle. No, no, no.

¿Qué me recomendáis? (Aparte del psiquiátrico) ¿Algún disfraz interesante que no esté en esa lista? ¿Qué planes tenéis vosotros para Halloween?

4 comentarios :

  1. Ve de Bateman, hombre, que es un gran disfraz.
    Y eres MUUUUUUY friki por celebrar Halloween tú solo, eh? ;)

    Por cierto, que ayer o antes de ayer recordé que ya el año pasado dijiste que habías visto una serie de películas de miedo o algo así por Halloween y ahora vas y lo dices aquí.
    Qué jevi, tengo como poderes o algo.
    Disfrázate de mí, que el disfraz sólo lleva cualquier ropa + un kubata.

    ResponderEliminar
  2. Pensaba acompañarte a tales festejos con mi disfraz de porno bruja, pero he olvidado el único elemento de disfraz que tenía en sí la vestimenta: el gorro (lo tengo en Almería). Así que nada, puedo disfrazarme de porno a secas o quedarme toda la noche encerrada con las monjas en el colegio mayor. Eso sí que es pasar una auténtica y tenebrosa noche de Halloween.

    Te recomiendo cualquier disfraz excepto el de La Naranja Mecánica. Está demasiado visto y hay hasta quien se lo pone por placer para salir a la calle un día cualquiera. Está de moda ser friki.

    ResponderEliminar
  3. Go to know dónde estáré yo este jalowin... De cualquier modo me disfrazaré de lo que me disfrazo todos los años, que para algo me compré los cuernos y el tridente tiempo ha. Porcier, te disfraces de lo que te disfraces...quiero fotosssss XD

    ResponderEliminar
  4. Archiduque11:04 p. m.

    Vistete de naranjito.

    ResponderEliminar

 
input.btnocultar { background:#586064 url('http://tudireccionporfavor.com/codigo.png') no-repeat 2px; color: #0099CC; font-size: 13px; font-weight:bold; padding-left: 15px; margin-bottom: 10px; }